Oroville se rebeló contra los mandatos de vacunación

Se declara “república” Ciudad de California

El ayuntamiento de Oroville se rebeló contra los mandatos de vacunación anticovid del estado, alegando violaciones a sus derechos constitucionales.

California.- Una ciudad de California hizo un gesto simbólico de desafío contra los mandatos de vacunación contra el covid-19 del estado al declararse una “república constitucional”, informó la prensa estadunidense.

El ayuntamiento de Oroville votó por abrumadora mayoría una declaración destinada a mostrar su oposición a las medidas sanitarias estatales, como los requisitos de que los estudiantes estén vacunados.

Los líderes de la ciudad, de unas 20 mil personas, decidieron que las órdenes ejecutivas emitidas por el estado de California o el gobierno federal “que se extralimitan o violan claramente nuestros derechos protegidos constitucionalmente, no serán aplicadas por la Ciudad de Oroville contra sus ciudadanos”.

Terruño antivacunas

En octubre, el gobernador Gavin Newsom anunció que California sería el primer estado de Estados Unidos en exigir la vacunación de los estudiantes, después de implementar medidas idénticas con el personal educativo e imponer el uso obligatorio de cubrebocas en las escuelas.

Aunque la votación fue aplaudida por el consejo de Oroville cuando se aprobó, no tendrá validez oficial y tampoco afectará a las escuelas del área, que son administradas por el distrito escolar.

Sin embargo, las órdenes del gobernador enfrentan el rechazo de la población en el condado de Butte, donde se encuentra Oroville, y donde más de la mitad de los votantes (51 por ciento) votaron para que se destituyera a Newson durante un insólito referendo revocatorio impulsado en septiembre por grupos conservadores.

Varios distritos escolares del condado de Butte se opusieron a los mandatos de la vacuna, especialmente el de los estudiantes, informó el diario Los Angeles Times.

Solo el 51.9 por ciento de la población de Butte ha sido vacunada contra el covid-19, en comparación con un promedio estatal del 71.9 por ciento.